movimiento empresarial

Errores que nunca debes cometer en el margen de ganancia

No todos tenemos una empresa durante muchos años y sabemos cómo funcionan las cuentas contables. Sin embargo, veo que muchas personas cometen errores de contabilidad básica que produce graves perjuicios a sus empresas. Normalmente, suelen ser los mismos, por lo que hemos querido exponerlos para que nadie los cometa jamás.

No ver la realidad

Mejorar vuestro negocio es un movimiento empresarial bastante saludable porque siempre podemos mejorar y hay que estar un paso por delante de la competencia. Dicho esto, antes de mejorar tenemos que tener bien cubiertos los gastos, de forma que no podemos mejorar nuestro negocio sin saber qué gastos nos esperan.

Esto suele pasar cuando aceptamos pedidos más grandes de lo que nuestra empresa puede recibir. Pregúntate ¿Cuánto líquido tengo en la cuenta de la empresa?

No economizar correctamente

Acudir a líneas de crédito o a financiación externa no es mala idea, siempre y cuando se tenga el objetivo muy claro y sea posible. De lo contrario, estaremos endeudando a la empresa absurdamente porque no se puede pedir un crédito por el mero hecho de que necesites dinero.

Si necesitáis dinero, no pidáis un crédito: ved dónde está el problema y solucionarlo.

Cambiar los precios

Si vais a bajar los precios que sean en estas circunstancias:

  • Rebajas de temporada.
  • Producto descatalogado.
  • Limpieza de stock.
  • Liquidación.
  • Liquidación por cierre.

De lo contrario, bajar los precios es un grave error a los que se someten cualquier comerciante o empresario de un comercio pequeño. Recordad que el empresario pequeño tendrá que vender a precios altos porque no tiene un stock comparable con el de las grandes superficies y compra mercaderías a un precio más alto que una empresa superior.

La regla de los clientes

Es preferible tener 10 clientes de 100€, que 100 clientes de 10€ ¿Por qué? ¿Qué ocurriría si perdemos un cliente? Obviamente, el impacto es menor si tenemos 99 clientes a si tenemos 9. Se trata de mantener una fuente de ganancias, no de sobrevivir, por lo que no es una buena idea depender de pocos clientes, sino de muchos.

Por ello, no os acomodéis, nunca será suficiente para aseguraros el pan a final de mes, tener una empresa tiene una responsabilidad enorme y hay que multiplicar las posibilidades por 10 para cerciorarnos de que si perdemos a un cliente no va a pasar nada.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar:

Tags: No tags

Leave a Comment