VENTA EN CONSIGNACIÓN

ALGUNOS CONCEPTOS PARA COMPRENDER LA VENTA EN CONSIGNACIÓN

Podemos entender el concepto de consignación como un traspaso temporal de un producto o mercancía, para que un intermediario o vendedor directo la custodie hasta tanto esta sea vendida, o sea regresada a su origen.  La figura por la que se materializa un acuerdo de este tipo es la del contrato de consignación, y para su elaboración se debe poner de manifiesto, el arreglo común de los puntos que lo componen.

La consignación una herramienta para ampliar el campo de ventas

Un aspecto bastante abordado sobre este tema tiene que ver, con la posibilidad de que a través de esta modalidad de ventas, el propietario de los productos pueda disponer, de una red de distribución mucho mas amplia, para ello usara los servicios de los intermediarios que se encargaran de realizar todo el proceso de venta con los clientes.

Bajo esta figura, en el acuerdo que se realice se establecen unos plazos para la entrega de los productos, y de acuerdo a estas instrucciones el propietario que también es conocido como consignador o consignante envía sus productos para su custodia y venta al intermediario, que también se conoce como consignatario.

Manejo de las mercancías

En cuanto al manejo de las mercancías hay varios aspectos que hay que anotar:

  • Legalmente las mercancías siguen siendo de propiedad del consignador, por eso se habla de una custodia hasta la venta, en el caso del consignatario, esto significa que este se hace responsable de estos productos hasta finalizada la operación de venta.
  • En aquellos casos en que un lote de productos no puede ser vendido, el intermediario tiene la potestad de regresar los productos a su origen, especialmente si son productos que no tienen caducidad y que pueden ser objeto de operaciones comerciales en otros espacios.
  • El consignador es quien esta a cargo de todo lo relacionado con la logística y transporte de los productos hacia el intermediario, y de igual manera, cualquier daño que se produzca en el transito de estos productos no es responsabilidad del consignatario.

Podríamos decir que la facturación sobre los productos, es realizada en el momento en que estos son comercializados, y no en el momento en que se transfiere la posesión de una parte a otra.

El proceso de venta

Hay que tener en cuenta que para el proceso de venta, el único que pone en riesgo su capital es el consignador, ya que la propiedad de la mercancía sigue siendo de el, el vendedor se remite exclusivamente a lograr los mejores volúmenes de venta, porque de ello dependen sus beneficios económicos.

Gracias a esta característica de este negocio, esta modalidad es mucho mas factible para aquellas personas que no tienen recursos de arranque, o que no disponen de una infraestructura para mantener existencias de productos a la venta, por ejemplo una tienda online puede ser un ejemplo de ello.

Los resultados que se obtienen del proceso de venta, son también un acuerdo establecido por ambas partes y que esta estipulado en el contrato de consignación.

Artículos sugeridos:

MARGEN DE GANANCIA

ALGUNAS DEFINICIONES SOBRE EL MARGEN DE GANANCIA

El margen de ganancia es el elemento perseguido por todos los emprendimientos.  El objetivo de un negocio o empresa es siempre obtener los mejores beneficios representados en las ganancias obtenidas por la producción y comercialización de un producto.

Al mismo tiempo, las utilidades también señalan lo efectivas que pueden ser las diferentes estrategias adoptadas por una empresa, por ejemplo si las ganancias en un mes son altas, quiere decir que la promoción y el marketing de un producto han tenido efecto directo sobre los consumidores, estimulándolos al consumo del artículo.  Si el margen de ganancia es considerablemente bajo, entonces significa que uno o varios procesos de la operación no están aportando lo necesario para alcanza los objetivos representados en las utilidades.

Al respecto del concepto margen de ganancia se pueden encontrar dos tipos de margen, la ganancia bruta y la ganancia neta.  Vamos entonces a ampliar la definición de estos dos nuevos conceptos.

Margen de ganancia Bruta

Los márgenes de ganancia básicamente son cálculos, y para el caso de la ganancia bruta se habla de que esta representa la diferencia en entre los ingresos generales producto de la producción o venta de productos por parte de una empresa  y los gastos implementados en ese mismo proceso de producción y/o venta del producto.  El resultado es una cifra que, todos los negocios aspiran a que sea positiva.

Margen de ganancia neta

Cuando se habla de la ganancia neta se hace en términos de la diferencia entre la totalidad de ingresos de una empresa con los gastos que se relacionan únicamente con el proceso de venta de los productos.  En este caso no se tiene en cuenta los gastos que se relacionen con la manufactura de los productos.

En general la forma de representar estas cifras es la de porcentajes, y para llegar a estos se aplican ciertas formulas con las que se puede calcular el margen de ganancia de una empresa.  Como ya lo habíamos mencionado anteriormente la finalidad de este calculo no es otra que la de identificar el estado de la salud financiera de una empresa o negocio.  Ya que este nos determina si realmente estamos enfocando de la manera correcta la operación.

Por otro lado, los ritmos crecientes o decrecientes de las utilidades pueden sugerirnos determinados cambios y comportamientos entre los consumidores, con lo cual, será necesario realizar los ajustes que permitan que la empresa se adapte a estos nuevos procesos.

Esto nos pone de manifiesto las diferentes usos que pueden ser aplicados en el contexto de una empresa, es decir, es efectivamente el objetivo que debe perseguir todo emprendimiento, pero también es un indicador de que algo pasa cuando los márgenes de ganancia son decrecientes, o no alcanzan los niveles proyectados en las metas.

movimiento empresarial

Errores que nunca debes cometer en el margen de ganancia

No todos tenemos una empresa durante muchos años y sabemos cómo funcionan las cuentas contables. Sin embargo, veo que muchas personas cometen errores de contabilidad básica que produce graves perjuicios a sus empresas. Normalmente, suelen ser los mismos, por lo que hemos querido exponerlos para que nadie los cometa jamás.

No ver la realidad

Mejorar vuestro negocio es un movimiento empresarial bastante saludable porque siempre podemos mejorar y hay que estar un paso por delante de la competencia. Dicho esto, antes de mejorar tenemos que tener bien cubiertos los gastos, de forma que no podemos mejorar nuestro negocio sin saber qué gastos nos esperan.

Esto suele pasar cuando aceptamos pedidos más grandes de lo que nuestra empresa puede recibir. Pregúntate ¿Cuánto líquido tengo en la cuenta de la empresa?

No economizar correctamente

Acudir a líneas de crédito o a financiación externa no es mala idea, siempre y cuando se tenga el objetivo muy claro y sea posible. De lo contrario, estaremos endeudando a la empresa absurdamente porque no se puede pedir un crédito por el mero hecho de que necesites dinero.

Si necesitáis dinero, no pidáis un crédito: ved dónde está el problema y solucionarlo.

Cambiar los precios

Si vais a bajar los precios que sean en estas circunstancias:

  • Rebajas de temporada.
  • Producto descatalogado.
  • Limpieza de stock.
  • Liquidación.
  • Liquidación por cierre.

De lo contrario, bajar los precios es un grave error a los que se someten cualquier comerciante o empresario de un comercio pequeño. Recordad que el empresario pequeño tendrá que vender a precios altos porque no tiene un stock comparable con el de las grandes superficies y compra mercaderías a un precio más alto que una empresa superior.

La regla de los clientes

Es preferible tener 10 clientes de 100€, que 100 clientes de 10€ ¿Por qué? ¿Qué ocurriría si perdemos un cliente? Obviamente, el impacto es menor si tenemos 99 clientes a si tenemos 9. Se trata de mantener una fuente de ganancias, no de sobrevivir, por lo que no es una buena idea depender de pocos clientes, sino de muchos.

Por ello, no os acomodéis, nunca será suficiente para aseguraros el pan a final de mes, tener una empresa tiene una responsabilidad enorme y hay que multiplicar las posibilidades por 10 para cerciorarnos de que si perdemos a un cliente no va a pasar nada.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar: